NOTICIA DE SALTA

Foto de ilustrativa.

El tapir fue declarado Monumento Natural salteño


Fecha:

Noticia de: Ministerio de Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable


El Tapir o Anta (Tapirus terrestris) fue declarado Monumento Natural de la Provincia de Salta, mediante decreto Nº: 4625/11, del mes de noviembre.

 

 

Según la ley Nº 7107, del Sistema Provincial de Áreas Protegidas de la provincia de Salta, los Monumentos Naturales son “sitios, especies vivas de plantas y animales, ambientes naturales, rasgos paisajísticos y geológicos y yacimientos paleontológicos de relevante y singular importancia científica, estética o cultural, a los cuales se les acuerda protección absoluta”.

El ministro de Ambiente, Francisco López Sastre explicó que “a partir de ahora, el Tapir es un monumento natural inviolable y no se puede realizar con él actividad alguna, con excepción de la investigación científica, educación e interpretación ambiental, control y vigilancia. El trabajo que sigue a esta declaración, a través de la Agencia de Áreas Protegidas, es elaborar el correspondiente Plan de Manejo y Desarrollo del Monumento Natural, debiendo ser considerados los lineamientos estratégicos derivados del Plan de Acción para la Conservación del Tapir en Argentina (2009). Estamos muy contentos con este avance legal, ahora queda avanzar en el plan de manejo para proteger y conservar esta especie amenazada", expresó el funcionario.

 El Tapir es el mayor herbívoro nativo de la Argentina y constituye una especie emblemática, que se encuentra categorizada por la Secretaría de Ambiente de Nación como “Especie Amenazada” y “en Peligro de Extinción” por la Sociedad Argentina para estudio de los mamíferos. Además está incluido en el Apéndice II de CITES (Conservación sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre).

El tapir sería la tercera especie declarada monumento en la provincia de Salta, sumándose así a la lista que ya conforman el Yaguareté, también monumento natural nacional y el Guacamayo verde (Ara Militaris Boliviana) recientemente declarado Monumento Natural salteño mediante el decreto 4402/11 de octubre de 2011.

Sobre el Tapir o Anta (Tapirus terrestris)

El tapir o anta (Tapirus terrestris) es una especie de mamífero perisodáctilo de la familia de los tapíridos propia de Sudamérica. Mide de 1,7 a 2,5 m de largo y pesa hasta 300 kg; cola de 5 a 10 cm de largo; a la cruz mide de 75 a 110 cm; cuerpo grisáceo, a pardo oscuro, orejas pardas con las puntas blancas. Presenta una trompa en el labio superior. Lleva una melena estrecha y erecta desde su cola hasta el cuello.

Vive en selvas pluviosas y en las cercanas a pantanos y ríos, desde el nivel del mar hasta los 1.700 metros sobre el nivel del mar. Es un buen nadador, por ello suele encontrárselo cerca del agua. Es herbívoro y usa su nariz móvil para comer hojas, ramas y frutas, entre otros alimentos.

Son excelentes nadadores y buceadores, también se mueven velozmente en tierra e incluso en terreno montañoso. Viven de 25 a 30 años. En la vida salvaje, es predado por cocodrilos, jaguar y puma, que lo atacan de noche, cuando sale del agua y duerme en la costa. Son parcialmente diurnos; terrestres y acuáticos; solitarios o en pares. Se desplazan mucho dentro del bosque, incluyendo tierra firme, lejos del agua. De día descansan entre la densa vegetación. Sus huellas son frecuentes en el bosque, son tímidos, silenciosos y raramente se los ve. En peligro corren al agua, se sumergen y nadan debajo de la superficie. La hembra pare una camada al año, con una cría por camada.

Se identificaron como las amenazas más significativas para la supervivencia de la especie, la pérdida y fragmentación de su hábitat, la caza y la competencia por recursos alimenticios, entre otros aspectos. Mientras que su distribución en Argentina se redujo en un 46% los últimos cien años, constituyendo sólo el 2% de su distribución en Sudamérica.

Tapires en el Bioparque

Los más de siete mil alumnos que visitaron el Bioparque durante este segundo semestre del año, pudieron conocer algunos tapires que se recuperan del tráfico ilegal y del mascotismo en la Estación de Fauna. Uno de los ejemplares que reside en este espacio de recuperación, es una hembra que ingresó en el 2005 tras un procedimiento policial en conjunto realizado a los propietarios de un circo. Allí se presentaba este tapir como “el elefante más pequeño del mundo”. Para esto, se lo pintaba con látex sintético, cubriéndole los poros del cuerpo y también se le cortaron las pezuñas de todos sus miembros posteriores y anteriores. Actualmente, presenta dificultad para caminar debido a que las uñas le crecen en diferentes sentidos e irregulares. Este ejemplar no podrá reproducirse ni vivir fuera de un recinto porque no podría soportar el peso extra de una cría ni manejarse con libertad, debido a su discapacidad para caminar.

Los animales silvestres no son mascotas, ellos pertenecen a su hábitat. Por denuncias o consultas llamar al 911 ó  0387 – 4214187, Ministerio de Ambiente.

 
 
 

QUE DESEA HACER ?

Visitar Histórico de Noticias Visitar Prensa Ver todas las noticias del Organismo