NOTICIA DE SALTA

Foto ilustrativa.

Recomendaciones sobre lactancia para mamás que trabajan


Fecha:

Noticia de: Ministerio de Salud Pública


Cuando una madre debe separarse de su hijo, puede continuar con la lactancia materna. Salud Pública recomienda que la leche materna esté disponible para el bebé a toda hora y en cualquier lugar.

 

La leche materna es muy importante para el bebé porque es la alimentación más segura e higiénica que puede recibir el niño, y que toma directamente de su madre. Por esta razón, el Ministerio de Salud Pública recomienda su disponibilidad a toda hora y en cualquier lugar.

La leche materna debe ser el único alimento que reciba el bebé durante los primeros 6 meses de vida porque le brinda todos los elementos que necesita para su crecimiento y desarrollo saludable.

No se debe alimentar al niño con jugos, agua, té ni ningún otro líquido.

Además se favorece y fortalece la relación de afecto entre la mamá y el pequeño y se contribuye al crecimiento de niños capaces, seguros y emocionalmente estables.

Debido a que a través de la leche, la mamá le transmite al bebé anticuerpos que lo protegen contra las enfermedades más comunes, se debe alimentar al bebé cada vez que éste lo pida o demande, ya sea durante el día o la noche.

Si la mamá trabaja y tiene que separarse de su hijo puede continuar con la lactancia. ¿Cómo debe hacerlo?

-Extrayendo manualmente su leche y conservándola en un recipiente limpio y tapado. La leche materna puede congelarse y puede durar hasta dos semanas.

-Es necesario que quien provea la leche al bebe, la entibie a baño maría y nunca deberá hervirla ni calentarla en microondas para que la sustancia no pierda sus propiedades.

-Padres, compañeros o familiares de la madre también deben colaborar para brindar al menor todo el cuidado que necesita. Pueden acunar, cambiar, bañar, dormir, cargar y hacer jugar al niño; y darle con mamadera o taza y cucharita la leche materna que dejó su mamá.

Conservación de la leche materna extraída

-Lavar las manos antes de extraer y manipular la leche.

-Usar SIEMPRE recipientes bien lavados (con agua caliente y jabón) y aclarados para almacenar la leche.

-Congelar lo antes posible la leche que no se vaya a usar en los próximos tres días.

-Si por cualquier razón no se puede o no interesa congelar la leche inmediatamente después de extraerla, guardarla en una nevera, hasta usarla o congelarla.

-Guardar la leche materna en pequeñas cantidades (50 – 100 cc) para poder descongelar solo la que el niño vaya a tomar.

-Etiquetar los recipientes de leche congelada con la fecha y descongelar siempre la leche más antigua.

Recomendaciones sobre descongelación

-Siempre que sea posible, calentar la leche directamente tras sacarla del congelador. En caso contrario mantener la cadena de frío hasta poder calentarla.

-Calentar agua en una olla pequeña, y fuera del fuego, introducir el envase de leche extraída hasta que alcance la temperatura deseada.

-La leche materna puede ser calentada al microondas. A pesar que es inadecuado porque se destruyen la mayoría de células vivas de la leche, el VALOR NUTRICIONAL sigue siendo el mismo.

 

 
 
 

QUE DESEA HACER ?

Visitar Histórico de Noticias Visitar Prensa Ver todas las noticias del Organismo