NOTICIA DE SALTA

Foto ilustrativa.

Salud Pública recuerda la importancia de la actividad física en la salud general


Fecha:

Noticia de: Ministerio de Salud Pública


Se destaca el impacto positivo en la prevención de enfermedades, disminución de muertes prematuras, mejoramiento de la salud en general, rendimiento en el estudio y favorecimiento de las relaciones sociales.

 

Desde el año 2002, el 6 de abril se celebra el Día Mundial de la Actividad Física, a propuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con el objetivo de promover la actividad física como un factor de buena salud y bienestar en personas de todas las edades.

El ejercicio físico constituye un pilar fundamental en la promoción de salud, ya que tiene un impacto positivo en la prevención de enfermedades, disminución de muertes prematuras y mejoramiento de la salud cardiovascular, metabólica y osteo-articular. Además, mejora el rendimiento en el estudio de niños, jóvenes y adultos y favorece las actividades de relacionamiento social.

Hacer actividad física no implica necesariamente practicar deportes o concurrir a un gimnasio. Se trata de incorporar estrategias de movimiento corporal que conlleve un gasto de energía, ya sea en las tareas del hogar, la escuela, el trabajo, los traslados o el tiempo libre, evitando permanecer demasiado tiempo sentado.

Llevar un estilo de vida activo mejora significativamente la salud, sobre todo si se acompaña con una alimentación saludable y se prescinde de fumar tabaco. El sedentarismo, es decir la inactividad física, duplica las posibilidades de padecer una enfermedad cardiovascular, diabetes, sobrepeso y obesidad, hipertensión arterial, osteoporosis y cánceres.

Hábito cotidiano

Se recomienda que los niños en edad escolar realicen al menos 60 minutos diarios de actividad física moderada. Para personas adultas, lo recomendable es realizar actividad durante 30 minutos diarios como mínimo, ya sea en plazas o gimnasios al aire libre.

Caminar es la forma más sencilla, económica y de bajo riesgo para realizar actividad física aeróbica. Otras opciones son trotar, andar en bicicleta, nadar, bailar, subir escaleras, participar en juegos, practicar deportes en forma moderada y disciplinas afines como yoga, pilates, danza, etc.

Cuando la actividad se estandariza y busca objetivos de mejorar la condición física se denomina ejercicio; cuando se basa en reglas de disciplinas deportivas y busca un rendimiento de ese tipo, se denomina deporte.

Beneficios de la actividad física

La práctica regular de actividad física mejora la función cardiorrespiratoria, previene el desarrollo de enfermedades como diabetes mellitus, hipertensión arterial, dislipemia, sobrepeso y obesidad, enfermedad cardiocerebrovascular, osteoporosis, cáncer de colon y de mama.

También, mejora la salud de los huesos; aumenta la flexibilidad de las articulaciones, favorece el equilibrio y la coordinación, ayuda a mantener la masa muscular, reduce el estrés y mejora el estado de ánimo, favorece el mantenimiento de un peso saludable.

La actividad física regular mejora la calidad de vida; disminuye los valores de colesterol malo y triglicéridos, mejora los valores de presión arterial, contribuye a preservar las funciones mentales de comprensión, memoria y concentración.

Las personas adultas físicamente activas tienen menos riesgo de sufrir depresión y disminución de la función cognitiva, es decir destrezas de razonamiento, aprendizaje y discernimiento.

Si bien realizar actividad física reporta muchos beneficios a la salud en general, para la práctica de algunos ejercicios, dependiendo de la edad y las enfermedades que tenga una persona, se recomienda un control médico previo, a fin de evaluar si se es apto para la actividad y planificar alternativas. 

 
 
 

QUE DESEA HACER ?

Visitar Histórico de Noticias Visitar Prensa Ver todas las noticias del Organismo